Especialistas en
implantología dental en oviedo

"Porque te hago saber, Sancho, que la boca sin muelas es como molino sin piedra, y en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante..." Don Miguel de Cervantes Saavedra.

Ya nuestro querido Don Quijote de la Mancha sabía de la importancia de un diente. Cuando perdemos un diente se producen una serie de alteraciones. Debido a ello, cuando nos vemos ante la pérdida de un diente definitivo, ya sea por traumatismos, enfermedad periodontal, caries o la ausencia de un diente que no nació, es realmente importante su reposición para reestablecer de forma correcta todas sus funciones.

Función masticatoria: Cuando perdemos los dientes, es más dificultosa la masticación ya que se disminuye la superficie con la que procesamos los alimentos. A esto se le suma que el resto de los dientes tienden a cubrir el espacio perdido por lo que se mueven, se inclinan, rotan y se va desestabilizando la mordida.

Función fonética: La presencia de espacios sin diente pueden provocar alteraciones en la vocalización de algunas palabras.

Función estética: La pérdida de dientes sobre todo en el sector anterior puede desembocar en cambios estéticos debidos a la reabsorción ósea que se produce. Estos cambios se pueden observar a nivel intraoral como el nivel encía a diferentes alturas, pérdida de volumen en el reborde y a nivel extraoral perdiendo soporte labial y dimensión vertical, lo que provoca un cambio en el perfil de la cara (cara de persona mayor).

Vista interior de la clínica

Implantes dentales en Oviedo

Para reponer un diente tenemos diferentes opciones. Tenemos las prótesis removibles, ya sean parciales o totales. Son aquellas que se quitan y se ponen. Las prótesis fijas sobre dientes conocidas como puentes y las prótesis sobre implantes. Es importante que nuestro dentista en Oviedo nos asesore acerca de la opción más adecuada en nuestro caso.

Hoy en día la rehabilitación mediante prótesis dental más parecida a lo que son nuestros propios dientes es aquella que se realiza sobre implantes dentales. No se anclan a otros dientes mediante retenedores (ganchos) que con el tiempo pueden terminar por dañarlos y no es necesario tallar (rebajar) los dientes de al lado como ocurre con los puentes. En definitiva nos proporcionan comodidad, retención y una estética que no nos ofrecen las prótesis convencionales.

¿Qué es un implante? Cuando hablamos de implantes nos referimos a los anclajes de titanio (tornillo) que irán dentro del hueso y al que fijaremos nuestra prótesis, que son los dientes que vemos en boca.

¿Cómo es el proceso? Primeramente se colocan los implantes en el hueso mediante una intervención quirúrjica. El titanio del que están hechos es un material que tiene la capacidad de osteointegrarse, lo que quiere decir que queda fijo al hueso, este proceso lleva un tiempo dependiendo del estado de la zona en la que lo vamos a colocar (infecciones previas, injertos, elevación del seno, hueso muy blando...). Durante este tiempo el paciente puede llevar prótesis provisional o no llevarla. Se pueden colocar dientes mediante una prótesis provisional de quita y pon o bien una prótesis fija a los implantes el día de la cirugía que se denomina carga inmediata.

Imagen 3D de implantes

Implantología dental
Los implantes son la forma más cómoda y estética de reemplazar piezas dentales perdidas.